sábado, 15 de marzo de 2008

El país del chiki-chiki


Es tema de conversación en tertulias, café con amigos y autobuses. El chiki-chiki nos representará en Eurovisión. Oigo que es lo que ha votado la gente, que es algo nuevo y diferente etc etc etc. Desde luego no seré yo quien defienda algunos bodrios de Eurovisión de los últimos años, pero esto es de traca y suena a broma. De hecho como broma comenzó. Buenafuente – que es un tío listo – y su programa lo colgaron en la Red, subió en las votaciones y cuando se quisieron dar cuenta los responsables de RTVE no han podido pararlo. Posiblemente no saque el peor resultado de España en este certamen, pero parece que la línea entro lo serio y la chanza se ha perdido por completo.

Vivimos en un país en el que es más importante caer bien en “Caiga quien Caiga” que argumentar tus ideas en un programa de debate. En España el telediario no importa, sino que hay que hacer caso al típico programa “Sé lo qué hiciste… durante El Intermedio, antes del Tomate”.. Ahí sí. Reir la gracia impertinente vale más que ser responsable. Es el país del chiki-chiki. Y manda lo que vota el pueblo. Han votado a Zapatero, perdón, (este post iba de otra cosa) al Chiquilicuatre. Y yo lo acepto.

Tenemos el país que nos merecemos.

4 comentarios:

Berlin Smith dijo...

No es tan dramático. En EEUU un luchador de lucha libre fue elegido gobernador. En Francia un humorista fue candidato a presidente con notoria repercusión. Recordemos a Cicciolina, senadora.

El miedo a la cultura popular, sea cual sea su valor, no tiene sentido. No hay nada dramático ni peor en España porque se elija (popualamente) esto como canción para concursar en un certamen que tampoco es un ejemplo de calidad en los tiempos modernos y que a nadie le importa.

La sociedad abierta es así, con luces y sombras, y probablemente la masa sea mejor predictor del éxito que los especialistas: llevan fracasando años, casi siempre de modo palmario, ¿qué tiene de malo que fracase lo popular?

ALFONSO SERRANO dijo...

No me entiendas mas. No estoy en contra de los popular, sino de mezclar todo. La canción de Eurovisión se lleva votando desde el inicio de Operación Triunfo, con más o menos gusto. Esto es tomarse a guasa el todo por el todo.


Así, en mi humilde opinión, lo que consigues es una sociedad anestesiada con la gracieta, la sonrisa y el buen rollo. Y quien tiene el poder ya se encargará de mantenerse mientras nostros cantamos el chiki-chiki

Erika dijo...

El problema no es que fracase lo popular, está bien que el gentío disfrute con banalidades; el problema tampoco se soluciona mirando a los países extranjeros. El fondo de la cuestión es que muchas personas queremos luchar por una sociedad que tras cuatro años de desastre vuelve a apoyar a ese líder, una sociedad que le da igual no tener valores, no tener por qué luchar y que se esfuerza en demostrar, que a pesar del dolor que nos produce a muchos, España es inculta y España vota esa incultura. Como dijo Antonio Machado "somos los hijos de una tierra pobre e ignorante..."; seguiré esforzándome por España pero no sin gran dolor de corazón. Abajo el Chiki-chiki.

Eme Navarro dijo...

Me parece que no os habéis enterado de nada. El festival de Eurovisión es, musicalmente hablando, una autentica basura como lo es toda la industria comercial del ocio (en particular, música, cine y la pseudoliteratura que nos invade. Las multinacionales del disco llevan años dando la espalda a la música popular (todas las variedades del rock y pop) y prefieren repetir la formula hasta la saciedad. Somos miles de artistas marginados por este monopolio, pues tienen copados los medios de comunicación y para colmo están protegidos por las dádivas más que generosas de los sucesivos gobiernos, incluido el del PP, pues el canon no viene de ahora.
El Chuiquilicuatre no es si no un reflejo de la hartura que la gente tiene de la musica comercial y una buen forma de cargársela.
El PP ha visto un resquicio para minar al PSOE con el canon digital. Ahora han pasado las elecciones y ya no os oigo hablar de ello.
¿Queréis realmente ser populares?: apoyar la cultura Copyleft. Modificar la Ley de Propiedad Intelectual de manera que se le dé más protección y promoción a aquellos que queremos que nuestra obra se difunda sin cortapisas. Ahí tenéis una buena oportunidad de empezar una oposición constructiva.