martes, 25 de enero de 2011

Convención del PP: De la ¿euforia? a la responsabilidad


La Convención Nacional del PP se ha convertido en un órgano muy importante en la vida del PP. De su celebración siempre se pueden sacar lecturas internas y externas, y en esta ocasión no iba a ser menos.

En primer lugar, parece que al PSOE le ha escocido el éxito organizativo y político de esta Convención. Obviamente, no son momentos de fiesta, con un país que sufre la peor crisis económica conocida y cuando casi 5 millones de personas no tienen trabajo. Pero parece ser que tanto el PSOE como sus afines pretendían que transmitiéramos una imagen de tristeza y desolación, vamos como cuando se reúne Zapatero con sus pretorianos o sus barones en Ferraz. Y no me digan que lo que transmiten es responsabilidad ante la situación actual, cuando en gran medida esta situación es causa de sus irresponsabilidades. No. Lo que trasmiten es cansancio, falta de ideas, agotamiento de proyecto y carencia total de liderazgo.

(Por cierto, si no critican la Convención, lo que hacen es enturbiar sus resultados, y se sacan nuevos refritos para manchar la imagen de líderes de nuestro partido).

Lo que los ciudadanos han podido ver este fin de semana, ha sido una alternativa consolidada y en la que pueden confiar. Si había gestos de alegría y satisfacción era porque nuestros dirigentes y nuestro partido no pueden sino estar satisfecho por el respaldo, creciente, que cada día nos muestran los ciudadanos. Porque frente a un PSOE en estado de shock, sin proyecto y sin líder, lo que los ciudadanos ven es un partido unido y cohesionado, un proyecto conocido basado en la experiencia de los Gobiernos de Aznar (los 8 de mayor prosperidad en España) y un liderazgo claro, el de Mariano Rajoy.

Por eso me rebelo contra los que hablan de euforia en la Convención porque no fue así. Sí hubo unión, sí hubo cohesión, sí hubo satisfacción y confianza. Pero lo que salió de Sevilla fue una gran responsabilidad. La responsabilidad de dar respuesta y justificar esa confianza mayoritaria que los españoles quieren depositar en el PP.

Tenemos una meta, pero esa meta no son las Elecciones de Mayo o las Generales cuando se convoquen. Esas Elecciones son el medio para lograr que las propuestas del PP sean aplicadas en Ayuntamientos, CCAA y, finalmente, desde el Gobierno de España.

Podría seguir escribiendo para acallar otras falsedades; como que queremos re centralizar España, que no creemos en las Autonomías, que haremos más recortes sociales que Zapatero… en fin. Creo que es mejor que saquéis vuestras conclusiones de la lectura de dos grandes discursos, el de Aznar en la apertura y con el que cerró Mariano Rajoy la Convención Nacional. Un discurso de Estado, cargado de responsabilidad, asumiendo los retos que tiene por delante y con un claro mensaje. La sociedad española puede confiar.

2 comentarios:

Manuel Gómez dijo...

Alfonso primero dar las correspondientes felicidades a la convencion PP 2011, por que si que es un exito de organizacion y un mas que claro ejemplo de unidad de partido.
Segundo como dice el jefe no hay que ponerse el abrigo de oso antes de matarlo, queda lo peor que es llegar a ganar.

Tenemos las encuestas a favor pero no son una ciencia exacta ni te garantiza nada.
Tercero y lo mas importante, tenemos a menos de cuatro meses unas elecciones municpales autonomicas las mas importantes de los ultimos 25 años sobre todo en Castilla La Mancha Extremadura Asturias Baleares,
Las municipales pueden dejar algun muerto en el camino ejempl.seran Barcelona Sevilla y en Andalucia en general.

Cuarto y no por ultimo el mas importante, Cuando te dan favorito en algo hay que saber una cosa, tienes ventaja psicologica pero si no se mide bien puede ser ventaja en contra, y el perdedor en las encuestas recoger sus frutos, (ejemplo claro fue la ultima legislatura de Gonzalez) estaba casi muerto y al final gano.
Que este ejemplo no se repita

Como dice la Presidenta Esperanza PICO y PALA.

http://conpermisoarganda-mago.blogspot.com/

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, es cierto que al PP le va mejor que al PSOE, no lo va a negar nadie. Pero, la autocrítica no viene mal:
- Un exSecretario General se ha ido echando pestes, ha montado otro partido y varios barones del PP le apoyan. Me gustaría saber su opinión si Alfonso Guerra se fuese del PSOE a montar otro partido y le apoyasen Bono y Felipe González. Deberían aplicar esa misma opinión a la fuga de Cascos y el apoyo de Esperanza Aguirre, junto a su plantón a la candidata en Asturias.
- No se ha hablado de los problemas de corrupción en Valencia y Madrid. El retraso del juicio Gürtel no es excusa, ni motivo de alegría, porque sólo lo retrasa para que explote o antes de la elecciones o peor, en el Gobierno.
- No se ha planteado una alternativa de Gobierno y Rajoy sigue fatal en las encuestas. Decir que ZP más no soluciona nada.
En fin, que hay muchos puntos de diferencia en las encuestas, pero veremos que pasa en 2012. En 2011 tengo claro que el PP arrasa, pero a ver en las elecciones al Gobierno y el Parlamento.