lunes, 30 de junio de 2008

Porqué no querían que ganara España

A muchos nacionalistas, les costaba este fin de semana desear una victoria de España en la final de la EUROCOPA. (Otro directamente abogaban por Alemania). Llevaban ya varios días con el tema. Sus favoritos eran Rusia o Turquía… cualquiera menos España. Es curioso que líderes nacionalistas prefirieran que ganara la Eurocopa países que no reconocen la autonomía de pueblos en su seno como los chechenos en Rusia o los kurdos en Turquía.

Yo, sinceramente, no veo esta postura como una afrenta a España, sino como una defensa “comprensible” de su propio proyecto independentista en algunos casos. Me explicaré.

Uno toma los periódicos hoy, escucha las radios o ve los telediarios, y las crónicas hablan de un sentimiento de orgullo patrio, de miles de banderas españolas en balcones, de Cádiz a Finisterre, de Almería a Girona, de Madrid a Vitoria… Y claro todo a cuenta de la “dichosa selección” -Urkullu dixit-. Y claro, esa exhibición de símbolos nacionales, por encima de prejuicios o vergüenzas, (sobre todo de una izquierda que para la semana que viene ya habrá guardado la bandera), les duele y les molesta. Y lo peor de todo para ellos, esta victoria, refuerza el sentimiento nacional frente a posibles simpatías hacia movimientos nacionalistas en Cataluña, Galicia o País Vasco. No se donde lo leí o escuche, pero una victoria de España en un acontecimiento deportivo de grandes magnitudes, refuerza ese sentimiento y hace retroceder las simpatías nacionalistas unos cuantos años.

Por eso no querían que ganara España. Por eso se mostraban a la defensiva ante algunas preguntas. Porque a más España, menos nacionalismo. Y si los motivos deportivos, son los principales para alegrarse por la victoria de ayer ante Alemania, estos otros motivos deben también alegrarnos a quienes, respetando las nacionalidades y regiones que conforman nuestro país, vemos como el nacionalismo separatista, da un pequeño paso hacia tras. (Al menos este lunes).

2 comentarios:

brigate dijo...

¿"respetando las nacionalidades"?

¿Es el nuevo discurso de Genova?

BUF!

ALFONSO SERRANO dijo...

Respetar las nacionalidades, que es respetar el contendio de la Constitución Española, es nuestro discurso, como mínimo desde la Refundación en 1989.

Si crees que ese concepto debe desaparecer de la Carta Magna, quizá la que cambia seas tú, no el PP.

Un abrazo (y por cierto, tenías que haberme parado en Valencia jaja y así saludarnos al menos)