martes, 18 de noviembre de 2008

¿YA EMPIEZAN A MENTIRNOS?

La crisis financiera internacional que nos sacude, tiene un componente en España que hace aún más crítica la situación. El desempleo en España, según los datos del Ministerio, asciende a 2.818.026 personas. El dato es de octubre.

Esto no ocurre en nuestro entorno, países de la UE en los que la crisis financiera es mucho más clara que en España (con rescates incluidos) no destruyen empleo al ritmo de España. Y para resolver este problema, nuestro, no es suficiente ir a Cumbres Internacionales para salir en la foto.

Es necesario actuar. Y para frenar esta sangría que supone un drama para miles de familias, se puede optar por dos vías:

1. Tomar el toro por los cuernos y adoptar medidas serias y rigurosas para incentivar el empleo o frenar en la medida de lo posible su destrucción.

2. La otra opción es la de maquillar los datos. Si se alteran las estadísticas, quizá no suba tanto el paro. En definitiva: mentir.

¿Adivina el lector cual parece ser la opción de este Gobierno?

Sí, mentir y maquillar la realidad. Esa parece ser la opción que va tomando mas fuerza, al menos en el Ministerio de Trabajo.

Nuestro Ministro, que parecía alguien, cuanto menos sensato, parece ser que es un auténtico tahúr de las cifras, que deja a su antecesor Caldera (y su modificación de las estadísticas del INEM) en un mero aprendiz. ¿Por qué digo esto? A los hechos me remito.

A mediados de octubre, declaraciones del Ministro ante el anuncio de Telefónica de prejubilar con 48 años: "Parece ser que Telefónica quiere presentar un ERE para que se jubilen trabajadores a los 48 años. Estoy totalmente en contra, no me parece serio que una empresa que de momento por los datos que apuntan no está en pérdidas quiera presentar un expediente de regulación de 48 años". Avanzó que si el Gobierno no puede oponerse legalmente al ERE presentado por la compañía, él mismo propondría una reforma de la ley "para impedir que una persona a los 48 años se vaya a la calle".

Ayer supimos que se ha negociado dicho ERE, eliminando esa cifra de los 48 años, lo que no significa que no se puedan llevar a cabo.

Pero el problema del Ministro es que Telefónica es una de tantas que están presentando ERE o despidiendo personal para ajustar sus cuentas, y eso en las cifras del INEM es un drama ¿verdad Sr. Ministro? De hecho Trabajo ha constatado que "es posible" que los Servicios Públicos de Empleo -antiguo Inem- entren en déficit por el mayor gasto que está efectuando para pagar las prestaciones por desempleo ante el alza del paro.

Por explicarlo claro. El Estado en sus Presupuestos del 2008 hace una previsión de paro para ver cuanto se tiene que gastar en prestaciones. Esa previsión, el PP ya dijo que era irreal. Esa previsión, saltó por los aires antes del verano, por lo que todo el dinero que desde entonces paga las prestaciones (que es obligación del Estado y derecho de los trabajadores) se hace endeudándonos aún más.

¿Y que hacemos para atajar este problema? Muy sencillo. Un prejubilado no es un jubilado, y por tanto está en búsqueda de empleo igualmente, aunque con un finiquito mayor y en mejor situación que un parado, por lo tanto, los borramos del INEM y así no sube el paro. Y a otra cosa oiga.

¿En qué más nos mentirán?

Antes de terminar este post he leído una predicción del Ministro: El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha asegurado que, según los datos de los que dispone, la crisis financiera "debería estar finiquitada" en dos meses una vez que retorne la confianza a los mercados. Eso es a mediados de enero. Tomo nota.

También he oído unas declaraciones del Presidente de la CEOE muy acertadas sobre el tema del diálogo social que el Gobierno inicia hoy. Díaz Ferrán ha criticado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya manifestado que "lo que no se solucione a través del diálogo social no lo va a llevar al Boletín Oficial del Estado". Y ha dicho: "Soy totalmente partidario del diálogo, pero si no se llega a acuerdos el Gobierno está para gobernar y tiene la obligación de tomar las decisiones que considere acertadas, luego ya estarán los ciudadanos para juzgarle cuando pase la legislatura".

El problema es que a nuestro Presidente no le gustan las críticas y prefiere no hacer nada a enfadar a alguien. Si no comienza a tomar decisiones. Alguien deberá tomarlas

3 comentarios:

brigate dijo...

Bueno, no voy a ser mala esta vez porque estoy de cuerdo contigo.
Lo comunicarte que nos están mintiendo desde hace 5 años :-D en TODO.

Toni dijo...

Estimado amigo:

Cuando en nuestros argumentos utilizamos razonamientos que aunque aparentemente lógicos, el resultado que consiguen es independiente de la verdad de las premisas, no hacemos ningún bien (aunque entiendo que esto sea difícil de comprender a los políticos).

Utilizáis técnicas de oración común y tradición retórica que no deja de ser política literaria, uniendo contenidos semánticos fijos con expresiones formales recurrentes, siempre con leves variaciones, consiguiendo así, mensajes agradables y pegadizos, dirigidos al pueblo, pero que no buscan soluciones, sino resultados electorales.

Es evidente que la situación financiera actual “…..supone un drama para miles de familias…” y que las cumbres internacionales no lo van a solucionar, pero me hago dos simples preguntas, ¿Hubiera sido mejor para nuestra economía no asistir a la cumbre? y ¿Cuáles son las medidas serias y rigurosas que propone tu reflexión para incentivar el empleo? Ya que tras leer repetidamente tu reflexión (siempre con mi limitada capacidad) no he sido capaz de encontrar.

Espero que tu respuesta no utilice técnicas de la Grecia clásica como el ars bene dicendi para lograr mi persuasión, sino claros mensajes llenos de ideas concretas que nos permitan conocer las diferentes posibilidades que propones para solucionar la economía nacional.

Un fuerte abrazo, amigo.

ALFONSO SERRANO dijo...

En primer lugar Toni, encantado de conocerte y gracias por leer el blog. Siempre hemos mantenido que España debía estar en la Cumbre de Washington. Pero estar, no ha sido un logro, era una obligación. Era una obligación de un Presidente que no hace mucho decía que no era de interés para España estar en el G-8 y al que al final quienes le han ayudado no han sido Chavez o Evo Morales, sino la familia del Partido Popular Europeo con Sarkozy y Merkel a la cabeza. Dicho esto, el PP ya anunció que apoyará en todo lo que sea necesario al gobierno para que España participe en todo el proceso de desarrollo del nuevo orden financiero mundial.

En cuanto a las medidas que propone el PP, no he entrado en ello por hacer de este espacio de reflexión algo más ameno. Pero seguro que has oído hablar de propuestas como llevar la austeridad a las cuentas públicas, incentivar a las empresas a reinvertir los beneficios, bajar el Impuesto de Sociedades a las pyme hasta el 20%, incrementar la deducción por hipoteca hasta el 25%, hacer reformas estructurales dado que ahora no podemos devaluar el tipo de cambio, vigilar el aumento de los precios y publicar la lista de empresas más inflacionistas, apostar por la innovación o cambiar el sistema educativo.

Espero seguir viéndote por aquí un abrazo.