miércoles, 5 de mayo de 2010

Cameron: “Vote for change”


No voy a negar mi predilección por David Cameron en las Elecciones Británicas del próximo jueves. El Partido Conservador es un partido amigo del PP, y ello a pesar de su abandono de la casa común de todos los populares en Europa (PPE) y ese euroescepticismo que en menor o mayor grado comparten todas las fuerzas políticas británicas.

Cameron puede estar a 48 horas de convertirse en el nuevo Primer Ministro si consigue sumar los apoyos necesarios para hacer frente a un sistema electoral que beneficia principalmente a los amigos del PSOE (Labour Party). Un sistema electoral que a mí siempre me ha gustado por la cercanía entre elector y representante –distritos uninominales y el que tiene más votos se lleva cada escaño-, aunque para mejorar la proporcionalidad debería reformarse algunos aspectos como que los distritos tengan un tamaño similar.

En dicho contexto ver la cara de derrota y agotamiento de Gordon Brown (cada día que pasa Zapatero se acerca a esa misma cara) contrasta con el empuje, la frescura y el reformismo que lidera el “Nuevo Conservadurismo” de Cameron. Lo curioso, allí y aquí, es que los mismos que otorgaban cualidades similares a Obama (con un mensaje fresco, con una dialéctica envidiable, con un dominio de la imagen y del discurso completamente nuevo), critiquen a Cameron hablando de su falta de experiencia o la excesiva importancia que se le da a las formas.

Pero la incoherencia ha llegado a tal punto que quienes deben apoyar a Brown (por cercanía ideológica tano política como mediática), y ven cómo poco a poco se hunde en las encuestas, piden el voto y dan cobertura total al Partido Liberal-Demócrata de Clegg (un partido que si está lejos de algo es del socialismo), para así reducir la capacidad de crecimiento de Cameron.

Creo que un Gobierno fuerte, sólido y con la mayoría necesaria es lo que hará que Reino Unido recobre la senda del crecimiento y la prosperidad de la que se ha alejado, tras 13 años el ya “Viejo Laborismo”

3 comentarios:

Jesús María Uriz dijo...

Sigo con atención las informaciones sobre las elecciones británicas, pero donde quisiera votar "por el cambio" es en España. Durante las cuatro últimas décadas he depositado mi papeleta en numerosas ocasiones. Es ahora cuamdo siento más necesaria una regeneración ética y moral en esta sociedad; que nos devuelvan aquellos valores propios del hombre en cuanto miembro de una comunidad de hombres libres y responsables. Es necesaria, al frente del Gobierno, una mano fuerte capaz de tomar decisiones que, en muchos casos serán impopulares. Gobernar es decidir, afrontar la realidad sin prejuicios, fijar las prioridades en cada momento. Mis lectores habituales conocen mis propuestas en materia educativa, económica; para el fúturo de este país al que amó profundamente y que me duele la situación a la que ha llegado por un modo de netender la política totalmente equivocado. No quiero dar una imagen pesimista, pero algo habrá que hacer.

Bucan dijo...

Bueno, lo lógico es que Cameron pacte con los liberales para formar gobierno. Así está gobernando Merkel en Alemania. De todos modos, la situación es complicada porque mucha gente no es consciente de que se estaba viviendo por encima de las posibilidades a base de endeudamiento. No aceptan fácilmente recortes de prestaciones sin darse cuenta de que se pretende tener prestaciones superiores a la riqueza que se produce. Es el problema del endeudamiento, que se acostumbra uno fácil pensando que ya se pagará en el futuro. Lo malo es cuando llega el futuro. Los que prestaron, quieren cobrar, lógico.
En cuanto a Rajoy, debería enarbolar la bandera de la regeneración democrática empezando por combatir la corrupción en sus propias filas, en eso estaría de acuerdo mucha gente en éste país. Decir lo que ha dicho referente a Camps, que no importa ni lo que diga la justicia y eso, es un grave error político. Desmoraliza a muchos posibles votantes del PP que no sean fanáticos convencidos. Como diría Rajoy, mal asunto.

ALFONSO SERRANO dijo...

Jesús como siempre es un placer leer tus comentarios.

Bucan:Lo que Rajoy dijo es que pasado mañana (12 de mayo) ningún tribunal va a condenar al Sr. Camps. Se reabrirá o no un determinado procedimiento. Y que el hecho de que se abra o no, no va a cambiar su valoración. Respetemos los tiempos de la justicia. Sólo digo eso.