sábado, 22 de junio de 2013

Soledad multitudinaria ¿Qué soledad?


Es difícil en política, y más en tiempos convulsos,  lograr el equilibrio entre el legítimo derecho de un Gobierno elegido con una amplia mayoría absoluta a tomar las decisiones que estime conveniente,  y la necesidad encontrar puntos de acuerdo con otras formaciones para buscar soluciones en esta crisis.

Más difícil de entender es que, quienes se pasan el día pidiendo que los partidos nos sentemos a pactar, (principalmente a los dos grandes partidos) nos critiquen tras un acuerdo en el que sólo estamos dos.

En política y en periodismo, hay conceptos muy interpretables, pero hay otros que difícilmente pueden significar algo diferente su definición. La soledad es uno de ellos, y viene a cuento del reciente pacto acordado entre PP y PSOE para aunar esfuerzos en torno a una posición común que fortalezca a España en torno al próximo Consejo Europeo.

Este era un pacto reclamado por todos, formaciones políticas, medios y ciudadanos en general. Pero el hecho de que en un primer momento haya sido firmado (todavía está abierto a nuevas incorporaciones) por PP y PSOE no sólo ha sido criticado por quienes lo reclamaban, sino que han llegado a cuestionar la representatividad de quienes lo firmaban. Han dicho. “SE HAN QUEDADO SOLOS”. Comprobemos esa soledad:

El PP representa a 10.866.566 ciudadanos que nos votaron en noviembre de 2011. Esto supone el  44,6% de quienes votaron aquel día. Algo acompañados sí estábamos. Sigamos. Esos votos se tradujeron en 186 escaños, lo que supone el 53,14% de los 350 Diputados que se sientan el Congreso representando la soberanía popular.

El PSOE con 7 millones de votos (el 28,8% de los mismos) tiene 110 diputados, lo que supone el 31,4% de todos.

Que se hable de la soledad de un partido u otro, cuando representan  una mayoría amplia de ciudadanos es cuanto menos curioso. Pero… ¿y si se sientan a acordar un pacto? ¿A quienes representan?

Suman 296 de 350 diputados, es decir el 84,5% de la Cámara expresión de la voluntad popular. Por no hablar de los 17 millones de votantes, es decir, 3 de cada 4 españoles votaron por estas formaciones. No conozco soledad más multitudinaria en un acuerdo político en los últimos años.

Creo que los acuerdos entre los grandes partidos son buenos, no sólo por mejorar nuestra representatividad, sino por el bien común de España. Por el contrario, la ausencia de pactos (que algunos reclaman pero critican cuando se producen) tiene un triple efecto:
  • Enturbia más el clima social y político en nuestro país. Algo que en teoría nadie quiere.
  • Beneficia a quienes hacen antipolítica desde la política, y pretenden presentarse como salvapatrias y renovadores.
  • La calma, la tranquilidad, el acuerdo… no suelen ser notica, no abren titulares, ni venden más periódicos… Es la “tensión” como diría ZP lo que a veces nutre horas de radio y TV y rellena hojas de periódicos.


Al margen de la cercanía con que nos sientan los ciudadanos y del grado de desafección que exista (que yo no niego) negar la representatividad de las instituciones democrática y libremente elegidas es, en sí mismo negar la democracia. Hay quien está en ese juego y niega que vivíamos en una. Lamentablemente hay numerosos ejemplos de países que todavía hoy viven bajo la opresión, la dictadura y falsas democracias, y cuyos ciudadanos anhelan un modelo político que sólo tuviera la décima parte de nuestras libertades. Por eso deberíamos valorar más lo que tenemos, cuidarlo, y desde luego, en un ejercicio de miopía política y egoísmo interesado, no despreciar los acuerdos, pactos o puntos de encuentro que , quienes tenemos más responsabilidad que nadie (los grandes partidos que gobiernan, han gobernado y/o tienen opciones de hacerlo en el futuro) somos capaces de alcanzar.


Quedan días, y no habría nada mejor para los intereses de España que más partidos se sumaran a dicho acuerdo. Estamos a tiempo. Veremos qué actitud toma cada uno. Yo soy de los que piensan que un pacto per se, no tiene porqué ser bueno, pero un pacto que fortalezca una posición común ante el reto de la crisis en el marco de las instituciones europeas, es una gran noticia, un ejercicio de responsabilidad y, por encima de todo, un reclamo ciudadano que ambos partidos han sabido entender. 

6 comentarios:

Manuel Argüello Godoy dijo...

En los últimos años, los españoles hemos vivido endomingados con las vestimentas de la modernidad rica, favorecida por los bancos y autorizados por los gobiernos que nos han llevado a caer de golpe en que somos sólo marionetas.

Manuel Argüello Godoy dijo...

Los partidos nacionalistas, liberales o progresistas-socialistas o de derechas, junto a unos pocos hombres valiosos de verdad, , al gobernar un país, incorporan un verdadero enjambre de gandules, paletos con enfermedades del culo, tarados que disfrazan su demencia con asociaciones de inconformistas y estudiantes universitarios engañados y otras nulidades eximias.1394IDrivi

Manuel Argüello Godoy dijo...

Ni los inconformistas ni existencialistas de quienes se ha dicho siempre erróneamente que no creen en un orden subyacente, supieron ver los peligros y lo fuera de lugar que implica el querer establecer uno.ileanag

aldonza lorenzo dijo...

este es un blog donde se tratan temas de actualidad desde el punto de vista de una juventud cada vez mas preparada y concienciada.
http://jovenesconopinionyganasdetransmitirla.blogspot.com.es/
síguenos para darle un impulso a está nueva idea de opinión e información

aldonza lorenzo dijo...

este es un blog donde se tratan temas de actualidad desde el punto de vista de una juventud cada vez mas preparada y concienciada.
http://jovenesconopinionyganasdetransmitirla.blogspot.com.es/
síguenos para darle un impulso a está nueva idea de opinión e información

aldonza lorenzo dijo...

este es un blog donde se tratan temas de actualidad desde el punto de vista de una juventud cada vez mas preparada y concienciada.
http://jovenesconopinionyganasdetransmitirla.blogspot.com.es/
síguenos para darle un impulso a está nueva idea de opinión e información