lunes, 14 de abril de 2008

Políticamente incorrecto

Lo digo desde el primer momento: tengo mis dudas sobre el Ministerio de Igualdad. Esta mañana oía en la radio un comentario que va en la línea de lo que llevo dando vueltas: ¿De qué vale este Ministerio? A primera vista, parece que puede tener dos funciones. O bien ser altavoz y hacer propaganda de la política de Zapatero, o bien ser inquisidor y defensor de lo políticamente correcto.

Los defensores de este Ministerio, nos dirán que sirve para dar protagonismo a la lucha contra la violencia de género y la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Entonces, ¿qué hacía los Ministerios de Justicia o Asuntos Sociales hasta ahora? No ha hecho falta este ministerio, para aprobar una Ley Integral contra la violencia de género (que no ha sido el milagro que nos prometían), ni para aprobar una intervencionista Ley de Igualdad (que ha producido un Parlamento con menos mujeres que antes)… Lo que pretende Zapatero, y desde luego no es mala jugada, es seguir abanderando la defensa de la mujer. El voto femenino, al igual que el joven, son decisivos en unas elecciones – lo hemos visto – y el pretende seguir cuidándolo. Y ante esta jugada, desde luego el PP no puede quedarse en la crítica fácil y que nos tachen de machista (lo estoy viendo ya …), tiene que articular un discurso en el que la mujer se vea representada y defendida; pero defendida en sus derechos, que no protegida. Las mujeres no son seres indefensos sino que tienen valía, fuerza y preparación. Aquella mujer que critica la mujer- cuota es tachada de rancia, pero no se dan cuenta que esa mujer está orgullosa de cada paso que da sin necesidad de que nadie le regale nada por el hecho de ser mujer.

Pero volvamos al Ministerio de Igualdad. ¿Se trata de Igualdad solo para la mujer o de Igualdad para todos los españoles? Si es lo primero, debería llamarse Ministerio de la Mujer (que seguro que poco le ha faltado), pero si es lo segundo, que creo que debe ser así entonces las tareas son importantes:

¿Servirá este Ministerio para garantizar que los funcionarios de Justicia cobren lo mismo independientemente de donde viva?

¿Se encargará nuestra joven Ministra de que las familias tengan derecho a educar a sus hijos en la lengua materna?

¿Velará este nuevo Ministerio por la igualdad de todos los españoles a la hora de tener acceso a los servicios públicos?

Tras la acción de este nuevo Departamento ¿los jóvenes verán mejorada su situación de acceso, en igualdad de oportunidades, a la universidad o a un empleo de calidad?

Si el balance de este Ministerio recoge estas líneas, quizá pueda cambiar mi percepción. Pero si por el contrario, la foto que vemos es a un orgulloso Zapatero con su flamante Ministra “rookie” , frente a un Parlamento denominado “Congreso de Diputados y Diputadas” o una nueva edición del Diccionario de la RAE plagado de genéricos convertidos al femenino, entonces, poco o nada se habrá avanzado en la Igualdad, ni de los españoles, ni de las mujeres.

4 comentarios:

brigate dijo...

Bueno...

Amí tampoco me termina de gustar mucho el invento de este ministerio florero su sentido lo veremos cuando le asignen competencias, direcciones generales... etc. pero bueno, hemos de reconocer que desde que se habla de igualdad, se va avanzando. Solo hay que ver como los hombres y mujeres aceptaban sin chistar que ellas no pudieran ni tener una cuenta de banco hace menos de 30 años.

¿Discriminación positiva? NO, ¿machacar con la idea de que somos iguales? SI.

ALFONSO SERRANO dijo...

Estoy de acuerdo Brigate. Pero Igualdad es algo más que eso, sobre todo en la España Autonómica actual. Creo ígual de importante poner solución a las desigualdades entre españoles por razon de donde viven o nacen, o la lengua que hablan.

Y si es un Ministerio de Igualdad se ocupara de todo ¿no?

Hatshepsut dijo...

Desde luego que lo importante son las competencias que le den al Ministerio, como dice un compañero tuyo, de "Igual-da", porque mucho me temo que va a dar igual. Será más un altavoz propagandístico que otra cosa. No la veo peleando para defender la educación en español, no la veo peleando con Botín, Alierta, Amancio, etc...para que haya el mismo número de consejeros que de consejeras, etc...
Por otro lado, lo que me preocupa, es que se piense que la igualdad es la base de la democracia y no es así. Tiene que ir acompañada de la libertad.

brigate dijo...

Si,
Estoy contigo, la libertad nos iguala a todos. Y esa es la base.
Evidentemente, Zp ha puesto las competencias que le ha dado a gana al Ministerio, para eso es el presidente, lo que no se es porque no le ha dado el de asuntos sociales y ya está.
Menudo lío.