miércoles, 9 de abril de 2008

Sobre el debate de investidura

Si quería mantener mi compromiso de hablar sobre la actualidad política, no podía obviar el debate de investidura que se celebró ayer.

La verdad es que estos debates son algo extraños porque, independientemente del estado anímico de cada partido, en el primer debate de legislatura, lo que está claro es que el candidato a la investidura suele estar exultante, y el principal partido de la oposición poco puede exigir o recriminar a un partido que acaba de obtener el respaldo de las urnas. Por eso, en términos generales, pocas conclusiones se pueden sacar más que ha sido un pistoletazo de salida de esta Legislatura. Aunque no negaré que un pelín de gustillo dará ver como hoy, Zapatero, no saldrá elegido Presidente (aunque sea por 48 hors)

Dicho esto, es obvio que hay que comentar la actuación de los primeros espadas. Creo sinceramente que Zapatero sigue viviendo alejado de la realidad. ¿Por qué no dice la palabra crisis? Debe ser por eso de los “marcos conceptuales” de los que habla G. Lakoff; niegas el concepto y así niegas el problema. Pero difícilmente se puede solucionar un problema cuando se niega la existencia de dicho problema. Y en este tema, Zapatero ha engañado a la gente.

Tras el verano, cuando la crisis se barruntaba, dijo que a comienzos de año se recuperaría, luego nos dijo que en primavera y ahora nos dice que va para largo. La crisis no, la desaceleración. Y ya hay estudios que él niega, que dicen que la cosa es peor de lo que pensábamos.

Otra cuestión, que ha salido reflejada en los medios, es la voluntad de llegar a acuerdos, a pactos de Estado entre todos los partidos. Me parece bien, y me parece necesario pero, ¿qué es mas importante?

¿Llegar a un acuerdo para repartirse puestos en el Consejo General del Poder Judicial y otros órganos, o llevar a cabo una profunda revisión del sistema para que casos como el de Mari Luz no se repitan? Creo que al PP – y a la mayoría de la gente – le interesa más lo primero. A Zapatero lo segundo ¿Será para poner en el CGPJ a la mujer del recién estrenado Portavoz Jose Antonio Alonso?

Y sobre terrorismo. Nos ha dicho que quiere un pacto entre todos. Yo digo adelante. El problema es que vienen los bienpensantes y dicen: “oye, para tener voluntad de acuerdo, debe ser sin condiciones previas”. Y es cuando la cosa ya no parece tan transparente. ¿Qué queremos? ¿Una foto made in ZP Productions o un acuerdo firme y sólido de lucha contra el terrorismo? Porque si queremos esto último creo que es justo, que dicho acuerdo se haga sobre la base de la Ley de Partidos, el arrinconamiento de ETA y su entorno, y el rechazo a cualquier negociación política. ¿Alguien no está de acuerdo en eso? Nos dirán: “Debe estar el PNV”. Y yo digo, de acuerdo. Ahora bien, ¿se compromete el PNV a contribuir a echar a ANV y PCTV de las instituciones? Todas las fuerzas que se sumen a este acuerdo, ¿contribuirán a acabar con la financiación de ETA? Porque hablamos de eso ¿no? O de volver al apaciguamiento. El PSOE sabe como contar con el PP, y lo del PNV, no depende del restro, sino de ellos y su coherencia.

Y en cuanto a Rajoy. Estuvo mucho mejor en la réplica, demostrando, como lo hizo en la campaña, que conoce los problemas reales de la gente mejor que Zapatero. Creo que el aplauso del Grupo fue sincero y, si bien en las formas hemos relajado el músculo, en el fondo, en la defensa de las posiciones que mantiene el PP, fue sólido y contundente.


PD. independientemente del contenido, que no valoro ¿Por qué algunos callan en las reuniones internas del Partido a las que asisten con voz y voto, y luego se recrean en artículos de diarios amigos? ¿No es un poco incoherente denunciar que nadie es crítico en esas reuniones al mismo tiempo que uno permanece callado en las mismas? Debe ser el “Efecto Calomarde”

5 comentarios:

H dijo...

Pues visto lo visto tenemos 20 años de Z.

ALFONSO SERRANO dijo...

Entiendo el pesimismo. Creo que es normal, independientemente de que cada uno juzgue la situación del PP como quiera, creo que es normal esta percepción tras perder las Elecciones. Le pasó al PSOE en el 96 y en el 2000.

Hace 4 años, cuando Zapatero ganó por primera vez, la gente pensaba que el PP desaparecería, que sería un paseo para Zapatero... y llegamos a marzo con opciones de ganar.

No puedo pedirte confianza, porque no soy quien ni es el momento.

Rajoy le ha dicho a Zapatero que se le juzgará por los hechos.

Veamos que pasa estos meses ¿vale?

H dijo...

Si Alfonso, pero es que las otras elecciones se perdieron por lo que se perdieron y Mariano lo ha olvidado o eso parece. Y no sé donde dejará la Historia a Z, porque luego siempre puede salir otro que le deje en el lugar que crea, tal y como él está dejando la Memoria Histórica, pero si sé que Z nos lleva al desastre. Creo que el PP dispone de una ocasión única para democratizar el partido y que se definan, así tal vez el electorado sepa a que atenerse. Yo, que me considero "de derechas" no puedo votar a un partido "de centro". Me gustaría que se aclararan.. Una gran iniciativa la tuya.

Hatshepsut dijo...

Hola Alfonso, perdona que discrepe de tu respuesta. Sí que eres quién para pedir la confianza en la labor de oposición del PP. Desde el último afiliado, hasta el Sr. Rajoy tenemos que pedir esa confianza al electorado que nos ha votado y a los que no demostrarles que tenemos un proyecto capaz de ilusionar, serio y firme para dirigir un país. Desde luego, como no se puede pedir la confianza es dejando pasar el tiempo hasta el congreso de junio.
En cuanto al debate de investidura, Rajoy, como siempre, estuvo mejor cuando se olvidó de los papeles. Pero ZP hizo un gran discurso, vacío de contenido, pero que llega a la gente.
Un consejo, Alfonso, aunque lo que pongas en tu blog son opiniones personales, aquellos que te leen, muchas veces pensarán que son ideas del partido, por lo tanto, eres voz del PP. No lo olvides nunca. Por lo demás, cada día me gusta más el blog.

ALFONSO SERRANO dijo...

Gracias Hatshepshut por tus palabras. Soy consciente de que quien me lee cree reconocer una voz del PP y así lo asumo y con esa responsabilidad escribo.

Cuando le decía a H que no le podía pedir confianza, me refería a este momento ante su pesimismo. Le decía que tras perder unas elecciones, un partido debe recomponerse, analizar la situación y comenzar a crear un proyecto ilusionante. Mucho de ese trabajo, no es visible a los ciudadanos (por ejemplo organizar un Congreso Nacional que de la campanada en lo político y en lo organizativo), pero los resultados sí, y por eso hablaba de esperar un poco.

Un abrazo