miércoles, 23 de abril de 2008

Vale, hablemos de primarias

El debate del día es la posibilidad de establecer primarias en el PP para la Elección del candidato a 2012. En política, como muchas cosas en la vida, todo es circunstancial y/o temporal, lo único fijo son los orígenes. Y yo, afiliado de base en su momento, reconozco que todo lo que sea aumentar los mecanismos de participación, no me parece mal de primeras. (Ahora es cuando viene el pero)

Nuestro partido, como muchos otros, funciona de abajo a arriba en lo que se refiere a la elección de órganos, es decir: afiliados (todos) eligen a los compromisarios (todo el que quiera presentarse), los compromisarios eligen los órganos del Partido (Comité Ejecutivo y Junta Directiva), y son estos órganos son los que gestionan el partido y adoptan las decisiones. Una de estas decisiones, la designación del candidato a Presidente del Gobierno, corresponde en exclusiva a la Junta Directiva Nacional que, recordemos, engloba a Diputados, Senadores, Euro Diputados, Presidentes Regionales y Provinciales y resto del Comité Ejecutivo Nacional.

Ese es el sistema que tenemos y que ha funcionado razonablemente bien. Si se quiere cambiar, ahí está el Congreso del Partido para proponerlo según los cauces reglamentarios, y los compromisarios –todos- para aprobarlo o rechazarlo con su voto. De producirse dicho debate, cualquiera que fuera el resultado de la votación sería igualmente válido y democrático. Suena bastante bien, abrir estos debates ¿no?, pero inmediatamente, surgen cuestiones que son de difícil respuesta.

¿Establecer primarias significa poner en duda el liderazgo de un Presidente electo en el último Congreso?

Si, como indican los Estatutos, celebráramos un nuevo Congreso en la primavera de 2011 ¿Deberíamos celebrar otro proceso interno con posterioridad para elegirlo? ¿Qué sentido tendría?

Y si vamos a primarias para elegir el candidato ¿por qué no Congresos Asamblearios con los 700.000 afiliados para elegir a los órganos del Partido? No suena serio aunque parezca idílico. Algunas utopías, tipo comuna, no han tenido –ni mucho menos – el resultado esperado.

No son fáciles las respuestas. Como tampoco es fácil la respuesta a otra cuestión.

Si se quieren establecer primarias para la Elección del Candidato a la Presidencia del Gobierno para 2012, ¿por qué no probar primero con primarias para 2011?

¿Elegimos por primarias los candidatos a Presidir el Gobierno de una Comunidad Autónoma? ¿O de las Alcaldías de Capitales de Provincia? ¿O las de los más de 8.000 Ayuntamientos?

Y otra posibilidad que no podemos obviar, si de abrir la decisión se trata ¿primarias abiertas o cerradas? ¿Qué voten los afiliados o todo ciudadano con derecho a voto?

Puede tener su lógica pensar que mejor abiertas, porque si la mayoría de ciudadanos (independientemente de su adscripción política) opta por un candidato, este candidato tendrá más posibilidades de captar voto no tradicional de su formación política. Aunque por otro lado -y ahora me estoy acordando de Obama- puede darse la paradoja de que los que no comulgan con ese partido voten al candidato que “les favorece precisamente a ellos” y no al partido que ofrece las primarias.

Y si se llevaran a cabo todas estas posibles alternativas ¿qué porcentaje de participación sería el necesario? Si en una ciudad con, digamos, 20.000 afiliados, votaran 300 afiliados para elegir el candidato a la Alcaldía ¿sería más legítimo que un órgano del Partido en el que están representadas todas las estructuras del mimos? O si en una Región con 400.000 ciudadanos con derecho a voto, participaran 1.000 ciudadanos ¿sería correcto?

Las respuestas pueden ser muchas y muy dispares, y yo dejo el debate ahí. Pero debemos ser conscientes por lo que a la hora de proponer una cuestión, habrá que tener en cuenta todas las implicaciones que conlleva y en este caso son muchísimas.

11 comentarios:

H dijo...

Soy afiliado, yo, mi padre y mi madre y sabes perfectamente que eso que dices es falso. Los compromisarios se han elegido a dedo. Os vais a pegar una hostia en las Europeas que vais a flipar.

H dijo...

Y fíjate que digo "os". No sé si os dais cuenta de que cada vez representáis a menos gente.

ALFONSO SERRANO dijo...

En estos momentos se está recabando la información de como ha ido el proceso de Asambleas en toda España. Ha habido elecciones en muchos sitios, pero los propios Estatutos establecen que si se presentan tantos afiliados como puestos de compromisarios, se designan automáticamente. E igualmente, ha habido casos donde afiliados de base se han presentado porque así han querido. Algunos han salido, y otros no. Para que te hagas una dia, en el Distrito de Salamanca,en Madrid, de gran tradición pepera, hubo elecciones.

Ángel Jiménez dijo...

Hola Alfonso,

en mi opinión, la democracia interna es la mejor forma de legitimar a los candidatos y dirigentes de los partidos. Sólo perjudica al nepotismo. Si hubiera democracia interna en el PP es muy posible que las listas no estuvieran tan pobladas de estómagos agradecidos. Por cierto, no sólo hace falta democracia interna, también hacen falta listas abiertas.

Salu2

brigate dijo...

Alfonso,
¿Porque esa insistencia en meterse los partidos en los gobiernos? Separar los partidos de la elección de candidatos es lo mejor que podría pasar en cualquier sistema.Yo he estado en las primarias de Florida, con McCain, ahora, y me parece expectacular la separación que tienen ahí.
Sería más democratico, y se dejaría a la gente votar de verdad. Las elecciones a compromisarios en el PP son de risa o madraticamente peligrosas para el que se quiere presentar aveces, lo digo por experiencia.

ALFONSO SERRANO dijo...

Brigate, creo que el modelo americano no es comparable. Allí hay que inscribirse ¿te parece justo? cada sistema político tiene su esencia, y parte de ella está basada en la tradición cultural, social y política de cada país. El sistema americano, con sus fallos y aciertos, es así, debemos ver el todo, no sólo lo que nos gusta, porque todo en ese sistema esta relacionado y tiene un porqué.

En cuanto al tema de listas abiertas, es otro debate Ángel. Y eso ya afecta al sistema electoral y político. No sólo al PP.

Ahora, se opte por primarias o no, lo que yo no acepto es que se diga que un sistema da más legitimidad que otro. No. Estamos en un sistema representativo. Por esa regla de 3, ¿Porque no votar al Presidente del Gobierno de manera directa? Porque recuerdo que en España tenemos un sistema parlamentario. Tradicionalmente creemos votar al candidato a la Presidencia, pero en realidad, lo que votamos son nuestros representantes en las Cámaras, y ellos eligen al Presidente. Yo prefiero el sistema actual.

Como digo, son debates muy amplios y diferentes, que exceden el ámbito del PP. Y requiere una reflexión mucho más profunda ya que hablamos de darle una vuelta completa al sistema. Que puede ser una opción, pero que no se resolverá en dos días.

brigate dijo...

Bueno,

Es como todo Alfonso, en esta vida cuando se ve que en otra parte las cosas son mucho mejores, pues en lo que se pueda uno debe avanzar y crecer. Nadie dice que se calque el sistema americano, porque eso es imposible, y no sería cosa de modificar las leyes electorales y todo. Yo me agarro al espíritu.

Si lo piensas, el negarse, o sospechar de que algo así pudiera funcionar en España, y en concreto en el PP, es tener poca visión, o el tener miedo a la libertad, a innovar, a abrirse, o peor, a los afiliados.

Yo entiendo que personalmente, los actuales "varones" o profesionales de la política, consideren hacer primarias para la elección de candidatos como si fuera la peste, porque muchos de ellos ya no podrían engañar a nadie con los "apoyos" en sus territorios.

El tema es tan fácil como que en vez de que sea la junta directiva quien vote, ese día voten los afiliados. No es tan complicado, es más logística, pero saldrían candidatos con más tirón popular.

Esto, a mi gusto nunca debería interferir en el funcionamiento del partido, o en su estructura. Y seguramente daría muchísima más libertad a diputados, senadores... etc.

Son solo ideas, sanas ideas.

Ángel Jiménez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ángel Jiménez dijo...

Hola Alfonso y compañía,

como el debate se me va de las manos, he publicado una entrada en mi blog sobre esta cuestión. Huelga decir que os agradeceré a todos que paséis por allí y aportéis lo que sea menester.

Os agradezco de antemano la visita.

Salu2

Hatshepsut dijo...

Alfonso,

bien sabes que la democracia interna, como dice "h", no existe. En cada sede se ha asignado a dedo a los compromisarios. En mi anterior sede, Chamberí, el domingo convocaron por sms a ir a votar. A mi madre la llamaron, para decirle que antes de votar hablase con las secretarias para que le dijesen a quién votar. Y el lunes mandaron nuevamente sms para decir que no se fuese a votar. ¿Esto es democrático? Como he puesto hoy en mi blog, sería un milagro que nos votasen 1 millón de personas. Aquellas personas que saben que pertenezco al PP, me dan estopa todos los días y desgraciadamente tengo que darles la razón, porque la confianza que nos dieron en las urnas no era para lo que se está haciendo.
Aquél que se quiera pasar por mi blog, esta es la dirección: http://blogs.ya.com/esposible/

brigate dijo...

jajaja.. peor es en Alicante, según me han contado, a última hora (mismo día) se llevaron las elecciones de compromisarios de NNGG a Benidorm, así consiguieron que la presidenta provincial saliera elegida, que sino ni de coña.
En este congreso deberían ir con muchiiiisimo ciudado con esas cosas. Se da una sensación de supermanipulación por miedo, que es un poco patético. Y se da imagen de inseguridad.