lunes, 12 de mayo de 2008

Nuevos Estatutos para el Partido Popular

Esta mañana ha tenido lugar la presentación de la Ponencia de Estatutos, en ella, los ponentes han planteado una reforma que refuerza el compromiso del partido con la democracia, la legalidad, el Estado de las Autonomías y los ciudadanos. Para ello, se propone, entre otras medidas, oficializar la regulación de la campaña electoral previa al Congreso, abrir la vía a la afiliación de extranjeros residentes en España, ampliar las garantías de comportamiento ético, crear el Comité Autonómico e impulsar la Oficina del Diputado. Son algunas de las propuestas incluidas en la ponencia de Estatutos que se debatirá en el XVI Congreso Nacional del PP el próximo mes de junio, tras la tramitación de las enmiendas correspondientes, y que han presentado hoy los presidentes del PP de Galicia y Baleares, Alberto Núñez Feijóo y Rosa Estarás respectivamente, y el secretario general del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

En la renovación de los Estatutos que rigen el funcionamiento del Partido Popular los ponentes se han marcado diversos objetivos:
· Abrir el partido a la sociedad y fomentar su participación,
· Elevar su nivel de autoexigencia,
· Mejorar la coordinación interterritorial y presencia en el exterior y,
· Lograr mayor eficacia en su acción política.

No voy a extenderme porque a partir de mañana serán públicas, pero si me quiero detener en alguna de las novedades desde el punto de vista interno:

OFICIALIZAR LA CAMPAÑA ELECTORAL PREVIA A LOS CONGRESOS DEL PARTIDO
Para reforzar los mecanismos de democracia interna de los que ya dispone este partido los ponentes proponen oficializar y precisar la regulación de la campaña electoral previa a los congresos. Esto no tiene nada que ver con las primarias, me explico.

Las primarias, como proceso de elección del candidato de un partido a la Presidencia de un Gobierno (Nacional, Regional o Local), no se contemplan ni en los Estatutos ni en la reforma presentada. La cuestión sigue dependiendo de la Junta Directiva correspondiente (tal y como ha sido los últimos 20 años). Yo he de reconocer que, pensándolo y analizándolo tranquilamente, cada vez me gusta menos las primarias. Me encanta el debate surgido, pero no me gusta la idea. Creo que este proceso tiene mucho que ver con el sistema electoral y la tradición partidista en cada país y, desde una visión más particular, creo que cuando voto por un Presidente del Partido, voto por un líder que quiero que sea Presidente del Gobierno (de turno). Por un motivo básicamente: Porque aceptar primarias implica estar cuestionando permanentemente el liderazgo de alguien, como si el líder de turno tuviera que presentarse a un examen final , y no creo que eso sea positivo para el partido.

Por eso, prefiero que se den las garantías para que cualquier persona pueda presentarse a presidir el partido en igualdad de condiciones y eso, creo, es lo que pretenden los ponentes:

El texto recoge una nueva redacción del proceso electoral interno, estableciendo dos fases:

1º Precongresual: regulando la figura del candidato, la campaña –garantizándose la igualdad de oportunidades de todos los candidatos en el acceso a los medios materiales y de información del partido- y el procedimiento previo a la proclamación de los compromisarios.

2º Congresual: añadiéndose el requisito de que una lista no podrá ser presidida por quien no hubiese sido proclamado como candidato en fase precongresual.

Lo que persigue esta medida es, en definitiva, reforzar la organización y participación en el Congreso a través de una mayor regulación en su período previo, manteniendo la tradición propia del partido, basada en el procedimiento congresual, y al mismo tiempo, adoptando medidas para garantizar una mayor igualdad de oportunidades y transparencia en todo el proceso.

En la rueda de prensa, los periodistas no parecían entenderlo. “Si Rajoy ha dicho ahora que todo el mundo puede presentarse y se exigen un 20% de avales, ¿en qué cambia el sistema si ahora se pretende que cualquiera se presente y se sigue exigiendo el 20%?”
La respuesta es muy sencilla. Los aparatos de los partidos aparte de mucho poder, tienen la posibilidad de fomentar actitudes, de crear sinergias… y esto es lo que pretende esta reforma en mi opinión. Durante la elección de compromisarios, se criticó que muchas asambleas no se celebraran (coincidía candidatos a compromisarios con nº de compromisarios a elegir). Esta reforma establece un plaza para que quien quiera ser candidato que lo diga (¿hay algo más justo y transparente?), y no necesita ni avales ni firmas, sólo su voluntad. (Particularmente, creo que al menos, un nº de firmas o algo así sería necesario; abrir un Congreso de un partido y que se presenten 200 personas es absurdo y poco serio, y podría darse). La dirección del Partido (en el nivel que toque) garantiza la igualdad de trato y medios a todos. Desde ese momento, previo a la elección de compromisarios, los candidatos deberán forjar sus apoyos y presentar candidatos a compromisarios para que les avalen para el Congreso, votando para ello todos los afiliados. Esto provoca – y aquí viene lo importante – el fomento de diversas candidaturas en las elecciones de compromisarios. Una vez celebradas, cada candidato deberá buscar ese 20% de avales, teniendo ya seguros los de aquellos compromisarios que se presentaron a su favor.

La segunda cuestión que personalmente me parece más interesante, desde el punto de vista interno, es la reforma de la estructura organizativa.

Los ponentes también proponen modificaciones organizativas con el fin de obtener una mayor eficacia en su acción política, al flexibilizar y simplificar la estructura del partido para actualizarla y adaptarla a los retos de futuro del partido. En este sentido, el texto plantea reforzar el papel de las Vicesecretarías Generales del partido, flexibilizar las actuales Secretarías Ejecutivas y Secretarías y que las competencias de los miembros de la Dirección Nacional puedan distribuirse en función de las necesidades que se estimen oportunas.

Los redactores de la ponencia entienden que el presidente del partido debe tener la misma libertad que el presidente del Gobierno para determinar las áreas de trabajo de su equipo. Por ello, y conforme a esta modificación en los Estatutos, el presidente propondría su organigrama al Comité Ejecutivo, que sería el encargado de aprobarlo.

En fin, que algo de “chicha” para el debate ya tenemos. Me gustaría poder postear aquí el texto, pero como afiliado antes que nada, creo que son los compromisarios quienes primero deben tener acceso a ellas, antes que el público en general, por lo que esperaré a que se hayan distribuido.

Pero está claro que es a partir de mañana, cuando, con argumentos, con referencias y con materia, se podrá debatir sobre los posicionamientos políticos, la estrategia económica o el modelo de partido. Hasta entonces, cualquier pronunciamiento parece más bien dirigido a otro objetivo que a fomentar el debate de ideas. Y con ello, me refiero a que no entiendo como puede haber gente que, sin conocer el texto de una ponencia, puede llegar a afirmar que “en el PP no se apuesta por la libertad”. Entiendo las adhesiones y las lealtades, pero parece que prima más que el sentido común. Y entiendo mucho menos quien ya plantea una enmienda a la totalidad sin haberlo leído.

12 comentarios:

Ignacio dijo...

Estos dias lógicamente pienso a veces en ti; no tienes unos buenos dias de trabajo pero vamos, apechuga; amigos tienes, aunque jamás estemos de acuerdo.

ALFONSO SERRANO dijo...

Te agradezco las palabras. Realmente estamos en una etapa complicado no vamos a negarlo. Yo a veces pienso que esto es la normalidad en los partidos políticos, es decir, cuando un partido con vocacion de Gobierno pierde las Elecciones, hay diversas visiones, opciones etc y si todo es se debatiera desde la lealtad pues sería muy positivo para el Partido.

El problema es cuando debates y estrategias más o menos personales se quieren disfrazar de debate de ideas. por ejemplo hoy, con el tema de María San Gil, ha empezado la gente a salir en manada a criticar una Ponencia que nadie ha leído. Extraño ¿no crees?Mañana se presenta, y yo os pasaré lo que pueda. Pero ya te adelanto que es imposible que no la suscriba quien en estas horas acusa a los Ponentes de cargarse los principios del PP. Mañana lo vereis.

Hatshepsut dijo...

muy optimista te veo...el problema no es que lo suscriba o no, es que ahora habrá que convencer de que no es un cambio por comodidad y por aparentar una tranquilidad inexistente. Esta tarde he estado en mi sede y los ánimos están más que caldeados. Si de muchos de ellos dependería, no votarían nunca más...

brigate dijo...

La gente no ha salido a meterse con la ponencia Alfonso... no se si es confusión tuya o esuqe de verdad estáis en otra estratosfera los genovitas.
La gente apoya a María San Gil, y se fía más de ella que del "aparato" de partido.
Chorrean los votos.

ALFONSO SERRANO dijo...

No entiendo eso de que se cambia por comodidad.
Vamos a ver, los Ponentes hacen la Ponencias que estiman oportuno, y por mí pueden poner hasta que el PP "debe ser marxista", el texto generará la polémica que genere que luego, los compromisarios la debatiran y la votaran. Es su derecho y su responsabilidad. SOLO de ellos.

Y si llevamos dos días hablando de esto, y resulta que el texto refleja las posiciones de siempre, se habrá cambiado por lo que sea, pero el hecho es que se ha cambiado. Por lo tanto, si sigue la crítica, legítima, no será por un tema de la Ponencia, será porque hay algo detrás aparte de poner o quitar un párrafo... ¿no? Pero que se diga...

Ignacio dijo...

Alfonso:
Los partidos pasan; los principios permanecen.
Desde hace mucho tiempo yo tengo escrito, y mucha gente ha repicado, Rajoy está siendo demasiado indulgente con zp; no podemos pensar que es casual: hay que mojarse y decir España, no con pactos a la espalda como el que parece que hay.

Y además, ya que parece que también han pactado la ley electoral, un partido que NO FUERA de izquierdas, deberia decir: vale: se modifica la organización del estado: por municipios, y a la mierda la fantasía virtual de los virreinatos, que sólo generan burocracia gasto y molestia.


La gente está deseando que esteis en condiciones de combatir, y estais dejandolos abandonados.

La deriva del pp alcanza la máxima entropía.

brigate dijo...

Ais... si nunca hubieramos estado en un congreso, en una organización de congreso, o nunca hubieramos ayudado a la elaboración de una ponencia... pués quizás yo me creería que no se mete nadie...

ALFONSO SERRANO dijo...

Brigate: Que se meta en la Ponencia quien quiera, ¿qué más da? nada es definitivo hasta que lo voten los compromisarios. Ahora, si tambien queremos quitarle legitimidad a los compromisarios en el debate de ponencias pues arreglados estamos.

Ignacio, ya he colgado algunos puntos importantes de la Ponencia. A ver si alguien me encuentra algo que vaya contra las llamadas "esencias del PP"

Ignacio dijo...

Es que no se trata de las esencias del pp.

Se trata de la esencia de España.

ALFONSO SERRANO dijo...

Lo mismo te digo. La ponencia ya es pública. Te inito a leerla y a decirme que no compartes. (Y ya te adelante yo, que hay cuestiones en diversos puntos de la ponencia que yo creo revisables, pero para eso está el Congreso, para debatirlo)

Pero vamos, leela y ya me dirás

brigate dijo...

Alfonso...

Quizás estaría bien que se colgara la ponencia con los cambios que la gente que va a dirigir el PP apartir del Congreso, querían introducir.

Esa ponencia es papel mojado, porque sino le gusta a los que van a mandar, pués fijate el papelón.

ALFONSO SERRANO dijo...

Hola Brigate:
Me sorprenden tus palabras. Independientemente de las opiniones que tengamos sobre el grado de democracia interna en el Partido, si hay algo indudable es lo abierto de un debate en ponencias. ¿Que es eso del texto que vaya a salir? ¿Quien lo sabe?

¿Y si alguien enmienda el texto pidiendo un acercamiento a lo nacionalistas? ¿Tiene derecho a ello? Luego que se vote y es oserá lo definitivo. Pero aquí vamos poniendo chinitas a cada paso. Primero es por el texto, luego es por las palabras de un ponente, luego por una cuestión de confianza, luego por las personas. Ahora que si da igual el texto, que no se cumplirá por el equipo que salga. ¿Cual será mañana?