lunes, 2 de marzo de 2009

El comienzo de un cambio de ciclo en España

“Por fin una alegría, ¡ya era hora!” Ese era el primer comentario que nos hacíamos anoche en Génova cuando ya se consolidaron los resultados electorales. Siempre se dice que tras unas Elecciones todos los partidos han ganado a tenor de sus declaraciones. En esta ocasión no creo que nadie pueda poner en duda que:
“El PP ha ganado en Galicia y será decisivo en el País Vasco”. Porque eso es lo que ha pasado.

Tras cuatro años de lujos, de derroches, de cochazo y mega despachos, de debates identitarios y repartos de cuotas de poder entre PSOE y BNG, el PP, el Partido de Galicia gobernará esa tierra. El gran derrotado de estas elecciones ha sido el PSOE de Touriño y Zapatero (ni siquiera el gran estratega Pepiño ha sido suficiente para parar la sangría de votos del PSOE – o quizá fue el detonante, teniendo en cuenta que nunca ha ganado ni en su pueblo). Ha sido una victoria inapelable, basada en un proyecto claro centrado en las personas y sus problemas reales. Ahora toca gobernar con responsabilidad y estoy seguro que Feijóo llevará a cabo todas las promesas que ha hecho en campaña.

Y en el País Vasco, NO ha ganado el PSOE. Las Elecciones las ganó el PNV pero por primera vez en la historia, hay una mayoría no nacionalista en el parlamento Vasco, y debemos aprovecharla. Es nuestra responsabilidad. Y en este punto, el PP Vasco, jugará un papel decisivo.

Hemos bajado dos escaños, es cierto (pero no hemos bajado lo que algunos agoreros pensaban), dos escaños perfectamente achacables a la polarización de la campaña, la dificultad de llevar nuestro mensaje a muchos pueblos vascos, y al voto útil de quien podía convertirse en alternativa. Pero lo importante es que nuestros 13 parlamentarios será decisivos.

Y el PSOE, al que todas las encuestas le daban 28-29 (se decía que podría perder en votos pero superar en escaños al PNV), se ha quedado en 24 (quizá 25 tras el recuento del CERA). El desencanto con 30 años de nacionalismo, ha podido más que la crisis económica –no tan instalada en Euskadi- y el PSE no ha sufrido el desgaste de sus compañeros en Galicia.

Todo parece indicar que el PSOE no se echará al monte, y si realmente quiere un cambio de políticas en el País Vasco, tendrá el apoyo del PP Vasco, como Basagoiti ya ha indicado. Pero las condiciones son muy claras: nada de medias tintas, defensa de la libertad, de la Constitución, del Estatuto y lucha contra ETA, contra la discriminación y centrar la política en los problemas reales.

Pero en definitiva, todos los ojos estaban puestos en Galicia, era donde se medía las posibilidades del PP, y con este resultado, podemos afirmar que comienza un cambio de ciclo político en España, que se ha iniciado –precisamente- en la tierra del Jefe. Justo antes de las Elecciones se hizo pública una encuesta que situaba al PP a un solo punto del PSOE en Andalucía, allí el cambio también es posible, al igual que necesario es un cambio en España para reconducir esta situación y recuperar la confianza y la prosperidad de años pasados.

1 comentario:

José María Soriano dijo...

Amigo Alfonso,anoche rompí de alegria contenida lo que podía ser y al fin fue. Necesitábamos esta nueva coyuntura como agua de Mayo ya que es cierto que en la calle a Mariano se le estaba cuestionando, o cuanto menos su imagen como lider estaba ciertamente tocada. Este balón de oxígeno debe ser aprovechado para relanzar una política viva. No se puede relajar el PP en ningún momento y mucho menos dar esa imagen en los medios. Deben aprovecharse todos los medios de comunicación para transmitir el mensaje a la ciudadanía. Se acercan las europeas y Federico arrasará de calle... Todo ello, no deja obciones al PP de Mariano.
La crisis, debe ser solo una escusa para alzarnos con el gobierno, es solo una mediocre escusa. La realidad es nuestro valor y nuestra raza. No se puede fallar de ahora en adelante.
Desde tu posición, te mando mis más sinceras felicitaciones como parte de este proyecto. A mí, solo me es posible repetir como eco,una perspectiva visionaria que adivino:
EL FUTURO ES PARA NOSOTROS, porque sino fuese así, nuestra patria, nuestro país, nuestra tradición y cultura, serán arrasados por estra calaña sucia y esteril que es la "progresia" del talante.
SUERTE EN EL PROYECTO!!