lunes, 22 de septiembre de 2008

La excusa de Zapatero

Llevaban meses buscando la excusa perfecta para atacar el triunfo de la libertad sobre el comunismo, y la crisis económica les ha valido como pretexto para lanzar su mensaje. Un mensaje que ha tardado en desarrollarse pero que ha tenido varias fases en el discurso de Zapatero

Hace un año no había crisis económica.
Luego se reconoció una desaceleración
Cuando todos los analistas estaban buscando soluciones, Zapatero reconoce su existencia.
Pero lejos de asumir su responsabilidad, habla del modelo agotado de Aznar (si estaba agotado ¿porqué no intervino al llegar a la Moncloa en el 2004?)
Luego miró a EE.UU, la excusa perfecta.
Y siguió contra las políticas liberales de Bush
Y en un giro sorprendente – aprovechando la intervención de Bancos Centrales – se remonta a Reagan y Thacher para cargar todas sus tintas contra ellos.
Cualquier cosa, menos asumir su parte de culpa.

La izquierda española no ha sabido recomponerse desde la caída del Muro de Berlín. El modelo socialista, su ejemplo, la experiencia soviética, caía “derrotada” por una ola de libertad que tuvo su origen en la acción política y compromiso de dos personas: Margaret Thacher y Ronald Reagan.

En 1982, Ronald Reagan dijo e un discurso en Westminster: “El avance de la libertad y la democracia en todo el mundo dejará al marxismo-leninismo en el basurero de la Historia, como ha dejado a otras tiranías que ahogan la libertad y amordazan la libre expresión del pueblo”. Se trata de valores, de ideas y de un modelo de democracia que ha triunfado, pese a que la izquierda en España se resista a admitirlo.

Hoy, Zapatero recrimina al libre mercado, al liberalismo y a su fantasma favorito “los neocon”, las consecuencias de esta crisis internacional. Se alegra de que haya intervencionismo y se pregunta qué tiene de libre mercado las acciones de Gobiernos y Bancos para inyectar liquidez en los mercados.

Yo no soy economista, pero quizá esta explicación le sirva a nuestro Presidente del Gobierno: Ese dinero, no sale del bolsillo de Bush, o de la Administración alemana y mucho menos de la caja de caudales del Ministro Solbes. Si los bancos y Gobiernos pueden inyectar dinero en los mercados, es porque el sector empresarial, el mundo financiero y millones de trabajadores, han crecido económicamente durante estos años, han generado riqueza y contribuido con sus impuestos a sanear arcas públicas. Dinero, en definitiva, fruto de su esfuerzo y afán emprendedor, y cuando vienen mal dadas pues sí, el Estado ayuda. Dicho de otra manera, si el modelo que añora Zapatero (que supongo que será la “exitosa” experiencia soviética o el actual ejemplo cubano) hubiera triunfado hace 29 años, hoy los Bancos y Gobiernos no tendrían que acudir al rescate, porque no habría NADA que salvar.

Para finalizar os recomiendo una lectura seria, ante la panfletada nueva del PSOE. El libro se llama “El Presidente, el Papa y la Primera Ministra", de John O´Sullivan, publicado por FAES. No tiene desperdicio.


Nota de última hora. Se acaba de saber la agenda de nuestro Presidente ante la próxima Asamblea de la ONU. En su agenda, reunirse con los presidentes de Malawi, Somalia, China... de entre todos los mandatarios de más de 100 países que se darán cita. (sin comentarios)

2 comentarios:

brigate dijo...

Merkel ha hecho un comentario del estilo del de ZP.

ALFONSO SERRANO dijo...

Por Diós Magda, ¡cada día te veo defendiendo más a Zapatero! ¿estas bien?

Escuché las palabras de Merkel. No nos quedemos en la anécdota. nadie niega las connotaciones internacionales de la crisis, nadie niega las subprime etc... El problema es que nuestro Presidente se aferra a eso y nada más, mientras el resto de Europa, lleva al menos dos años preparandose para esto y nuestro Presidente se acaba de dar cuenta.