martes, 23 de septiembre de 2008

Si el centro es la nada... ¿porqué se persigue?

El título del post de hoy, viene a colación de unas declaraciones que he leído de Rosa Díez en las que afirma que “el centro no es nada”.

No pretendo abrir un debate ideológico – que por otro lado sería muy interesante- porque este debate lleva abierto desde los inicios de la democracia y espero que siga muchos años, pues eso significará el triunfo de las ideas, de la palabra. Pero traigo aquí esta reflexión de Rosa Díez, porque me parece interesada, calculada y a la vez incoherente.

Incoherente porque en esa misma entrevista, define a UPyD como “partido transversal, progresista, que tiene gente de izquierdas y liberales” ¡Impresionante esta nueva edición del catch-all party!

Interesada, porque entiendo el interés político y electoral de este Partido, pero no podemos olvidar su origen que no es otro que la izquierda. ¿Como se puede ser liberal y al mismo tiempo socialdemócrata? El motivo de tal afirmación no es otro que precisamente acercarse a eso a lo que ella niega la existencia: el centro. Lugar en el que hoy por hoy vive el Partido Popular gracias a la radicalidad del PSOE que nos ha dejado ese espacio para ser un partido de centro-derecha europeo moderno y con unos valores y principios compartidos por la gran mayoría.

Y calculada porque el momento no es baladí. Nos encontramos en otoño de 2008, a 6 meses de unas elecciones en Galicia y País Vasco donde UPyD espera obtener representación, y a menos de un año de las primeras elecciones nacionales – las europeas – donde se puede dar el primer vuelco electoral desde el 2004. En este contexto, UPyD observa como sus originales aspiraciones de rascar de la izquierda “pata negra” se han visto defraudadas por el voto útil, aunque no se puede negar que les resta algo de espacio por el centro-izquierda al PSOE. Y por eso recurre a la supuesta transversalidad de su formación para acercarse al centro político.

Partiendo de que me merece el mayor de los respetos cualquier opción política democrática, yo les haría una recomendación a aquellos que creen ver en este Partido una alternativa al PSOE o siquiera una semejanza al PP.

El centro político está muy alejado del adoctrinamiento en la educación, como defiende UPyD con Educación para la Ciudadanía.

El centro político y el liberalismo, está en las antípodas de la socialdemocracia.

Resulta en definitiva curioso la reapertura de este debate, aunque reconozco que me apasiona, ya que supone defender las ideas que el Partido Popular promueve y que han triunfado en las democracias modernas. Por un lado tenemos a la izquierda radical tratando de cargarse el triunfo de la democracia liberal en el 89, y por otro a la izquierda “moderada”, tratando con transversales intenciones de acercarse al centro. Y eso que no existe…

2 comentarios:

brigate dijo...

Pues hay gente dentro del PP que se definen socialdemocrata abiertamente. Otros, que son la mayoría, no se definen, o porque no saben ni lo que son, o porque les da vergüenza (con lo que no deberían ni plantearse dedicarse a la política).
Lo de UPyD, se que os pica mucho, al PSOE y al PP, por algo será, algo habréis abandonado por el camino. Es un compromiso, ella puede decir que es socialdemocrata, no puede decir lo contrario, y si tratara de incrustarse en esa nada en la que se ha metido el PP, muchos dejaríamos de darle el valor que le damos.

ALFONSO SERRANO dijo...

Algunos llaman transversalidad a lo que otros llamamos centro político. Algo no de ahora, sino que se basa en los textos políticos impulsados por Aznar a finales de los 90.